Presentamos el libro de Susana Ortiz Silva

El Museo de Arte Contemporáneo Jorge Chávez Carrillo fue sede de la presentación del libro “Susana Ortiz Silva” del maestro, ensayista, historiador y político Ismael Aguayo Figueroa, ejemplar que fue reeditado por el Gobierno del Estado a través de su Secretaría de Cultura con un tiraje de 500 ejemplares, como un homenaje a estos importantes maestros que formaron generaciones de niños y jóvenes y en donde se rescata parte de la esencia de la obra de la maestra que durante 33 años se dedico a la docencia.

Este libro de 41 páginas que fue publicado por primera vez en 1975 mientras se celebraba el año internacional de la mujer, tal como lo comentó la maestra Mirtea Acuña Zepeda, incluye las palabras iniciales del autor, así como un capítulo denominado “Semblanza de una mujer colimense” en donde se narran los años de su niñez y adolescencia, su labor como maestra, dirigente sindical e incansable promotora social, complementado por el segundo capítulo “Rasgos de un gran carácter” en donde se narran diversas anécdotas que demostraron el temple y labor social de esta mujer con hechos denominados “el linchamiento”, “el cajón del muerto”, “Colima, pregón y embrujo vespertino”, “Valor civil” y “el martirio”.

Indicó la maestra Acuña que este libro pequeño, lo había leído años atrás y es una obra en donde Ismael Aguayo, también profesor emérito egresado de la normal de maestros, rinde un homenaje a una colega que caracterizó a la escuela rural mexicana, representó a la mujer del siglo 20 y que lucho constantemente contra la ignorancia y sus efectos, razón por la cual fue reconocida con una medalla que lleva su nombre y se entrega a las mujeres que realizan trabajo social y su nombre fue colocado con letras doradas en el Congreso del Estado.

“El libro no es una es solamente una biografía, es una semblanza de la poliforme personalidad de Susana Ortiz” y en donde comentó se concreta a reestructurar acontecimientos que reflejan la firmeza de su carácter, la inflexibilidad como línea de su conducta en la que en el sentimiento de sus deber definía sus acciones y todos los hechos pues indicó “El autor no se enfoca al dato duro, sino con la intención de ubicarla en el corazón de la historia trata de adentrarse al alma de la mujer que durante 33 años se dedico a la docencia y de la que se ha escrito poco” y que desde su vida hasta su muerte, víctima del cáncer en 1958, luchó con gran temple por su ideología y que con este libro, el autor hace notar su valentía y decisión.

Por su parte Miguel Ángel Aguayo López, diputado federal y en representación de las familias Aguayo Figueroa y Aguayo López explicó que este libro fue escrito por su padre para rescatar la trayectoria de aquella pléyade de maestros rurales colimenses que eran un orgullo para Colima, y un reconocimiento a esta mujer que se supero, oriunda de Aguazarca, Coquimatlán y que tuvo desde muy chica la fortuna estar en contacto con las letras, y la pedagogía, y que recorremos a través de este texto su trayectoria profesional en sus cortos 50 años de vida y que entre otras cosas fue una incansable luchadora social, pero sobre todo de los niños de las áreas rurales, por lo que agradeció la reedición que hizo la Secretaría de Cultura a este libro pues también en él se refleja el Colima de antes que algunos han vivido y que quisieran retener, y que fue un trabajo de ese personaje íntimo de la familias Aguayo que con 91 años le fue imposible asistir.

Finalmente invitó a la gente a leer este texto que “se lee en menos de una hora y es una ventana a lo que muchos de nosotros añoramos y vivimos y desgraciadamente se ha ido”.

Rubén Pérez, comentó que la publicación de este libro es parte de un esfuerzo que se realiza en la Secretaría de Cultura para dar continuidad a estos personajes importantes de Colima, entre ellos grandes maestros como fueron Jorge Portillo del Toro, Ismael Aguayo, Gabriel de la Mora, entre otros “Es una obligación personal tratar de editar algo en recuerdo u homenaje a ellos y que mejor que publicando algo de lo que realizaron, y la verdad es que lo que publicó Aguayo Figueroa es mucho y muy basto” y agregó entre otras cosas que es muy importante que estemos rescatando y hurgando para ver toda la producción de estos grandes maestros de Colima “para que eso que realizaron con ese gran cariño que le tenían a Colima no se pierda” textos que también inspiran a la reflexión.

Concluyó diciendo que “Para nosotros es un honor, impulsar estas publicaciones, los seguiremos haciendo, en tanto nuestro esfuerzo y posibilidad nos lo permita, unimos esfuerzo con la U de C, para el rescate bibliográfico muy significativo y entre ambas instituciones y mas que se sumen a esta tarea, podremos ir rescatando estos textos que son vitales para comprender, el ser colimense, leerlos y apropiándonos de ellos, juntos entenderemos y veremos lo que somos, lo que seremos y lo que fuimos, así que continuaremos trabajando en el rescate de estos textos”.

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES