Inauguramos Sala Museográfica del Petroglifo, en Cuauhtémoc

  • Publicado el 24 septiembre, 2013

Con una amplia muestra de piedras volcánicas talladas y pulidas por los antiguos pobladores de la entidad y recolectadas a lo largo de 30 años por el Mtro. Antonio Magaña Tejeda, inauguramos con el nombre de este destacado cronista la Sala Museográfica del Petroglifo, en el Centro Cultural Cuauhtémoc, gracias a la beca que Antonio Tejeda obtuvo del Fondo para el Desarrollo Cultural de ese municipio, con aportaciones del Gobierno del Estado a través de su Secretaría de Cultura, el H. Ayuntamiento de Cuauhtémoc y el Conaculta.

Al evento fue presidido por el Secretario de Cultura, Rubén Pérez Anguiano y la Presidenta Municipal de Cuauhtémoc, Indira Vizcaíno Silva; acompañados por el Mtro. Antonio Magaña Tejeda; el Delegado del INAH Colima, Roberto Huerta Sanmiguel, entre otros funcionarios municipales y estatales, así como cronistas, regidores, familiares y amigos.
En su mensaje, el Secretario de Cultura, Rubén Pérez Anguiano mencionó que un cronista es esa persona de la sociedad, que se la pasa recopilando pequeñas historias para engarzar la gran historia general de un pueblo o de una comunidad, preservarla y rescatarla de esa marcha inexorable hacia el olvido que es el tiempo, por lo que reconoció el trabajo meritorio del Mtro. Antonio Magaña y de las autoridades aliadas que contribuyen con él para el cumplimiento de su sueño.

De igual forma agradeció el apoyo del INAH, reiteró su disposición para consolidar el Centro Cultural Cuauhtémoc e invitó a las nuevas generaciones a conocer parte de nuestra historia a través de esta sala del petroglifo.
Por su parte, la Alcaldesa de Cuauhtémoc, Indira Vizcaíno Silva, agradeció a nombre de los habitantes de su municipio al recolector de esta muestra de piedra, que reiteró, será el primer paso para fortalecer el patrimonio del lugar, hasta convertir el Centro Cultural en una verdadera Casa de la Cultura.

Al respecto, el Profesor Antonio Magaña Tejeda, integrante de la Asociación Nacional de Cronistas de Ciudades Mexicanas A.C., mencionó que esta sala pretende enseñar a las nuevas generaciones la importancia de saber que somos producto de una mezcla influenciada por la cultura del Centro Occidente de México. Comentó que estas piedras encontradas por nuestros antepasados son una muestra del uso que les daban, ya sea para adorar a sus dioses, como es el caso de Tláloc, Dios de la Lluvia, que se aprecia en varias piezas, para pulirlas y utilizarlas en defensa de su tribu o simplemente, formaron parte de su vida cotidiana. Añadió que continuará recolectando vestigios del pasado, para ampliar esta colección.

La Sala Museográfica del Petroglifo “Antonio Magaña Tejeda” es un espacio que reúne piedras talladas y pulidas en pequeño, mediano y gran formato, distribuidas de forma armónica, entre las que destacan formas de bultos funerarios, representaciones del Dios Tláloc identificadas por rasgos como anteojeras, bigoteras y colmillos; además de metates y pequeñas piedras pulidas con extremos puntiagudos. El guión museológico se realizó con la colaboración del Arquitecto Roberto Huerta Sanmiguel y del Arqueólogo Fernando González, mismo que está escrito en náhuatl, español e inglés, mientras que el diseño museográfico estuvo a cargo del personal de la Secretaría de Cultura.

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES