En Viernes Teatro se presentará la obra “Las heridas del viento”

  • Publicado el 15 febrero, 2013

Una serie de cuestionamientos acerca de su figura paterna, inundan la mente de David, la historia se contará con la búsqueda de esas respuestas, ¿quién realmente era Rafael? La puesta en escena “Las heridas del viento” se presentará dentro del programa Viernes Teatro de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado, los viernes 15 y 22 de febrero a las 8:00 de la noche en la sala Alberto Isaac de Casa de la Cultura de Colima.

Esta puesta en escena será totalmente gratuita, ya que el director y actor de la obra, Octavio Juanarena, es becario del FECA en el 2012. En la obra interactúan Oscar Arak con el papel de David, hijo de Rafael, y Octavio Juanarena, como Juan, un viejo amigo del padre de David y supuesto amante.

Esta obra de teatro fue escrita por Juan Carlos Rubio, dramaturgo español, quien dedicó su obra Las heridas del viento “A mi padre. Por todo lo que no sé de él”, cita escrita al inicio de su libro. Octavio Juanarena es actualmente director del grupo de teatro del bachillerato 4, con el que ha llevado a escena diferentes musicales y espectáculos.
“Empecé a conocer a mi padre el día en que murió…Un poco tarde, ¿verdad?… ¿O quizá era el momento adecuado? Mi padre siempre fue muy amigo de los refranes… Le gustaba especialmente ése de “Nunca es tarde si la dicha es buena”…La obra inicia cuando David vuelve a la casa de su progenitor, para iniciar a administrar la herencia y todas las pertenencias que dejó.

David rememora su infancia, la dureza de padre al educarlos, la falta de comunicación dentro del núcleo familiar, una familia típica donde cada integrante tiene su rol, el de David, el hijo menor, al que se le reprendía aún con golpes. Recordó aquel día en el que su padre, Rafael, le descubrió comiendo caramelos y lo reprendió duramente.
Nunca se había acercado tanto a los objetos en la casa de su padre, parecía como un extraño curioseando en un lugar visto por primera vez. Una caja llamó la atención de David, en un interior encontró unas cartas firmadas por un hombre: Juan. Cartas de amor, de añoranza y necesidad, David quedó desconcertado al darse cuenta de que realmente nunca conoció a su padre, es entonces cuando emprende la búsqueda.

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES