En Cuauhtémoc hay dos Centros de Cultura Escrita para disfrutar de la lectura por placer

  • Publicado el 5 marzo, 2015

Con el afán de incrementar cada vez más el número de recintos culturales en la entidad para el esparcimiento sano de niños, jóvenes y adultos, la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado inauguró recientemente un Centro de Cultura Escrita en Cuauhtémoc, que junto con el existente en Quesería, brinda respuesta a la necesidad que anteriormente tenían los habitantes de ese municipio para fortalecer el hábito de la lectura en un lugar apetecible para ello.

Con el nuevo recinto que gracias a la colaboración del Conaculta y el H. Ayuntamiento de Cuauhtémoc abrió sus puertas en la cabecera, situado en la planta baja del Archivo Histórico Municipal, suman ya 8 los Centros de Cultura Escrita en el estado. Dichos lugares cuentan con modernos sillones, estantería, un colorido mobiliario en el área infantil, ventilación y por si fuera poco, varios equipos de cómputo con acceso gratuito a internet.

La colección de libros abarca títulos para todas las edades, así pues se pueden encontrar desde best seller, hasta ejemplares de temas actuales y de gran utilidad, pero sobre todo, literatura de autores clásicos y contemporáneos de distintas nacionalidades, entre los que figuran Carlos Monsiváis, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Octavio Paz, George Orwell, Isaac Asimov, Bram Stoker, Ángeles Mastretta, M. B. Brozon, Mónica Lavín, entre muchos otros.

Los Centros de Cultura Escrita rebasan el concepto de una biblioteca y en su lugar, brindan una sala de estar que de manera cálida, moderna y con un acervo vasto, invita a los usuarios a la lectura por placer, aquella que puede elegir a su libre elección para echar a volar la imaginación y conocer más del autor; es pues el estudio ideal que todos quisieran tener en casa para apropiarse de él, asentar las ideas, aprender más, vivir a través de los personajes de los libros y acompañarlos en sus aventuras. Todo ello, sin estar desconectados de la cotidianidad, gracias a que se puede tener acceso a internet inalámbrico, por lo que quienes asistan podrán llevar su laptop o usar una computadora de las que están a su disposición, servicios que se ofrecen de forma gratuita, a excepción de las impresiones.

 

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES