El trabajo de un escenógrafo es un proceso creativo que surge luego de interpretar una lectura: Gabriel Pascal

  • Publicado el 16 julio, 2013

Para el escenógrafo e iluminador Gabriel Pascal, el trabajo de un escenógrafo se basa en cómo comunica sus ideas creativas y en la reflexión en torno a la construcción de ese proceso que implica imaginación, disciplina, estética, pero sobre todo, un significado que justifique lo que pasa en ese momento con los actores a partir de la historia, “pensamos en que viene la inspiración, baja con las musas y ya, y no, creo que el talento y la inspiración surgen del trabajo, entonces propongo que trabajemos en la lectura de un texto y en cómo interpretamos esa lectura y cómo comunicamos las ideas”.

En su vista a Colima luego de casi 10 años en que presentó 2 obras de teatro, una de ellas titulada “El homosexual” dentro del programa México en Escena que promovía el Conaculta, Gabriel Pascal pisó de nuevo el Teatro Hidalgo, ésta vez para impartir el taller “Diseño de Escenografía” a un grupo que incluyó personas que se dedican a la escenografía, a la dirección y actuación teatral, bailarines, técnicos de teatro, artistas plásticos e incluso arquitectos.

Para este taller que en Colima es posible gracias a la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado y al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el cual se realizará de forma gratuita del 15 al 19 de julio con 20 horas de clases prácticas, se pidió a los alumnos la lectura previa del texto “Coriolano” de Shakespeare para presentarse el primer día del curso con una maqueta sobre la historia, ubicada en la antigua Roma.

Así pues, en la primera sesión se analizó la interpretación de la lectura, los asistentes dieron sus propias acotaciones, ubicaron el espacio en el que se desarrolla la trama e hicieron una crítica sobre las maquetas a escala en tercera dimensión, lo que permitió discutir sobre el peso que la escenografía tomaba en relación al personaje principal, si el tamaño de las estructuras lo minimizaban o lo hacían parecer con más presencia y dominio sobre el escenario, según la historia; hablaron sobre diseños que permiten mayor profundidad de campo y sobre la importancia que este boceto en 3D implica para llevar la imagen creativa a la realidad.
Con la frase: “Adaptar la acción a la palabra y la palabra a la acción” se dio continuación a la explicación teórica, luego de analizar las maquetas. Gabriel Pascal explicó que se trabajó a partir de un texto de Shakespeare porque no tiene acotaciones, lo que implica leer de otra manera y descubrir los lugares donde sucede la acción “y siempre es bueno medirse con un buen texto, no en cuestión de tamaño sino en términos de calidad y de complejidad”, señaló.

-¿Hasta qué punto es tan importante el papel de un escenógrafo en una obra?
“Es igual de importante que el de un director o un iluminador, yo creo que un escenógrafo puede ayudar a que la obra tenga un significado o puede ayudar a hundirla, esa es la importancia del trabajo de un escenógrafo”.

Pascal indicó que trabajarán sobre el texto “Coriolano” durante toda la semana y que la idea de la maqueta es ver un antes y un después, pues al final los alumnos tendrán que hacer, replantear o quedarse en donde estaban. “Que vaya creciendo su reflexión alrededor del quehacer escenográfico me parece que es un objetivo que si amarra está muy bien”.

El integrante del Sistema Nacional de Creadores del Conaculta, quien ha trabajado a lado de los más importantes directores de teatro y danza del país en más de 150 escenografías, además de haber realizado el diseño de escenografía en algunas producciones de cine, explicó que la escenografía es cuando cobra vida la historia en una puesta en escena, “cuando se está trabajando al servicio del texto, eso es la escenografía, no una imagen bonita, a veces puede ser bella, puede ser de mil maneras, y bueno, recordar que el teatro trata de seres humanos, no de puertas y ventanas”.
-¿Cómo trabaja de forma conjunta el escenógrafo y el director para lograr una buena comunicación y el resultado deseado?
“Yo creo que se debe trabajar muy divertido, de entrada, pero en mi experiencia, a veces el director llega con una idea, a veces es el escenógrafo y a veces llegamos sin idea y entonces surge la idea del trabajo de estos dos personajes, entonces no tengo receta, el proceso creativo es diferente en cada quien”.

“Normalmente tenemos la mala costumbre de no hacer partícipes a los actores, de pronto es bueno meterse al ensayo, ver qué están haciendo los actores, escuchar. En mi experiencia, el día que llega la escenografía por primera vez, los actores o suben o se hunden y a mí eso me dice mucho, cuando se hunden quiere decir que están batallando con la atmósfera que se creó, que no estaba con ellos puesta, entonces sí me angustia mucho; cuando van para arriba soy muy feliz porque quiere decir que estamos enganchados, entonces el teatro es un trabajo colectivo, no es un asunto de tamaño, es un atmósfera, cuando ponemos una silla en el escenario vacío ya algo nos dice”.

El taller concluirá con una exhibición final de maquetas que los alumnos irán enriqueciendo durante estas sesiones que ayudarán a consolidar su concepto acerca de la escenografía y a tener diferentes lecturas de un texto teatral.

0 0 votes
Article Rating
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES