Como si fuera un sueño se vivió el espectáculo “Fragmentos Oníricos” en el Teatro Hidalgo

  • Publicado el 29 noviembre, 2015

Como parte del 5to Encuentro de Danza Contemporánea “Frontera Occidente” 2015, que es posible gracias al Gobierno del Estado de Colima, a través de su Secretaría de Cultura, el Conaculta, Proyecto Ensamble y Fobos Danza Contemporánea, se presentó en el Teatro Hidalgo la obra dancística “Fragmentos Oníricos” en la cual los espectadores disfrutaron de una noche de sueños diversos. Sobre el escenario se pudo disfrutar de…

Un hombre soñando, una noche en la que se sueña como un ser extraño, alguien con poderes, libertades, lleno de alegrías, curiosidades y deseos. Cuando despierta, se da cuenta de que sigue siendo el mismo hombre, con el mismo camino, el mismo trabajo, los mismos pensamientos, los mismos prejuicios, la misma monotonía.

El ritmo del sueño es constante, agotador, a ratos hasta cansado y avasallador:

1:16 a.m. El cuerpo dormido experimenta impotencias, rabia, desesperación. Un instante catártico. El subconsciente está presente, no es una sombra, es una imagen.

2:30 a.m. El sueño ya se transforma, hay erotismo e ilusión. Es un fantasma escrito en el cuerpo. La ausencia se manifiesta.

4:15 a.m. de nuevo la situación es distinta. Invaden los recuerdos que vagan, caminan, corren y se cruzan como fragmentos que componen un rompecabezas.

5:45 a.m. La mente se llena de imágenes y escenas. Se busca una respuesta a la identidad, dentro de ese laberinto, al parecer incoherente: la identidad.

Con sólo dos personajes en escena, poca coreografía y mucha interpretación, Felipe Muñoz y Gamaliel Cruz hicieron a los espectadores vivir Fragmentos Oníricos, espectáculo con la idea original y dramaturgia de Héctor Castañeda.

 

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES