Arrancamos el Festival de Monólogos con la obra Mujeres de par en par

  • Publicado el 26 julio, 2013

Una vez más de manera exitosa, arrancamos la 9º emisión del Festival de Monólogos Teatro a una sola voz 2013, con la obra colimense “Mujeres de Par en Par” dirigida por José Luis Luquín y Vicente Jiménez en el Teatro Hidalgo, ante una gran cantidad de colimenses que acudieron a disfrutar del teatro sin costo alguno gracias al Gobierno del Estado a través de su Secretaría de Cultura y el Conaculta por medio de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes.

En este primer día el director del Teatro Hidalgo Sergio Morales agradeció la participación de la compañía independiente Celta Producciones por permitir que su obra abriera este festival “Agradecemos a José Luis Luquín que nos haya permitido que inauguremos este festival monólogos 2013 con esta estupenda obra Mujeres de Par en Par” pues indicó que fue una de las obras con mayor calificación en el Mes Colimense del Teatro 2013. Agregó “Yo invito a todo el público a que nos acompañen a todas las obras que restan de aquí al 31 de julio del festival de monólogos, porque nuestro principal objetivo es acercarlos al teatro, gracias por venir a todos ustedes.”

Risas, carcajadas, y un buen rato de diversión y reflexión fue lo que provocó esta obra colimense basada en el texto de Indira Páez y Juan David Ferrer, en donde con lenguaje sencillo e inteligente permite alzar la voz a estas mujeres en 6 breves monólogos interpretados por las actrices Claudia de la Luna con el unipersonal.

“Los colores de mi hijo”; Xomali Medina “La llamada”, Iver Guzmán “La Sexual”, Adelina Velázquez “La Señora”, Silvia Ontiveros “La Envidiosa” e Iver Guzmán “La Viuda”, en donde abordan temas como el racismo, los sentimientos de una mujer luego de la primera cita, como ejercen su sexualidad, el marido perfecto, la envidia que se manifiesta entre dos mujeres y como se pueden llegar a atacar y los sentimientos que producen la muerte del esposo en un día de cumpleaños en una mujer oprimida y educada a la antigua.

Esta puesta en escena con mínima escenografía y utilería, pero magnificas actuaciones permite que la historia tome un sentido personal, íntimo en donde las actrices platican con la confianza a la que se le habla a un amigo sus pensamientos, dejando ver sus arranques de ira, tristeza, frustraciones, coraje, alegría, es incluso tratando de reclamar a la sociedad y los hombres principalmente el lugar y el trato que se merecen. Mujeres tan diferentes y tan iguales a la vez que crean esta pieza teatral en donde la magia del teatro es garantía.

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES