Aprendizaje y amistad comparten en Campamento de Música Tradicional

  • Publicado el 13 agosto, 2016

Entusiasmo, aprendizaje, música, canto y amistad compartieron los más de 20 niños y jóvenes que participaron en el Campamento de Música Tradicional realizado del 9 al 11 de agosto en Suchitlán Comala, por la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado, con el objetivo de fortalecer y estimular la formación de los alumnos de los talleres de mariachi tradicional que se imparten en la entidad.

Esta actividad se realiza año con año desde 2009 con el fin de que los alumnos de los distintos talleres se conozcan, convivan, compartan repertorios, música, experiencias y se sientan parte de un grupo que tiene gustos y objetivos comunes.

Francisco Leal, maestro de los talleres que se imparten en la colonia Francisco Villa y en el Auditorio Miguel de la Madrid, y coordinador del Campamento de Música Tradicional, comentó que “en los tres días que abarca la actividad ofrecemos a los alumnos, en materia de música, clases de perfeccionamiento en la ejecución del instrumento y de técnica vocal para lo cual aprenden dos piezas nuevas, al inicio separados por grupos de instrumentos y el último día se reúnen en un ensamble para interpretarla de manera integral”.

“Además ofrecemos varias sesiones de integración y actividades recreativas, ya que la parte de comunicación, juego y convivencia es tan importante como la musical, pues fortalece los lazos de amistad y sentido de pertenencia de los alumnos”, agregó.

Por otro lado, también se les brinda información sobre la historia y evolución del mariachi en Colima, para que tengan claro que el estado forma parte de la región donde surgió este género y ubiquen el sustento e importancia que la labor que están haciendo tiene desde el punto de vista cultural e histórico.

Igualmente se busca unir la música con la convivencia, lo que ampliamente se logra la Noche de Fandango en la que por grupos o de manera individual y espontánea tocan y cantan música tradicional y de otros géneros, en una sana y cordial convivencia.

“Lo que resulta del campamento, según hemos visto año con año, es que los participantes se motivan mucho más para seguir practicando y aprendiendo música tradicional, surgen grupos de amigos con los que fortalecen su gusto por este género y lo practican de manera independiente y se integran como una gran familia”, concluyó Francisco Leal.

0 0 votes
Article Rating
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES