Espacios Culturales

Teatro Hidalgo

El Teatro Hidalgo ha soportado el paso del tiempo y las desventuras que éste le ha dejado. Hacia marzo de 1871 inició su construcción, encargada al alarife Lucio Uribe por el gobernador don Francisco Santa Cruz, en un terreno cedido al Ayuntamiento por el Doctor Esteban Huerta.

Durante el proceso de construcción del también llamado Teatro “Santa Cruz”, la Colima del Siglo XIX, gozó de las artes escénicas en el “Pabellón Mexicano”, un edificio de precarias condiciones en el que diversas compañías presentaron espectáculos de múltiples cepas teatrales e incluso de vocación circense.

Así, compañías teatrales arribadas a Colima en buques de la empresa naviera “The Pacific Mail Steamship” desembarcados en el Puerto de Manzanillo, tocaron tierra y se presentaron en el “Pabellón Mexicano”.

Llegaban a Colima para iniciar una ruta que los llevaría del occidente de México hacia el centro del país. Aquí, se abastecían de ánimo y ganaban buena cantidad de reales.

Por estas tierras, ofrecieron espectáculos diversos grupos de teatro, como “La Compañía Dramática Mexicana”, de Antonio de la Vega; “La Compañía Dramática Azuaga”, de Arcadio Azuaga; “La Compañía Dramática y de Zarzuela”, de Manuel C. Serrano; “La Compañía Dramática” de Felipe S. Quiñónes; “La Compañía de Prestidigitación y Sonambulismo” de la familia Berland; El Circo de los Hermanos Atayde; sin faltar compañías de artes circenses e incluso taurómacas, algo común en ese época.

El proceso de construcción del Teatro Hidalgo se prolongó durante varias décadas y los primeros usos a los que fue sometido –aún sin terminar, hacia 1879- tuvieron que ver con la tauromaquia, quizá evocando a la tradición clásica que concebía a la lidia y los espectáculos de gladiadores como un espectáculo teatral, una representación. Sin embargo, en Colima la vocación taurina del Teatro resulta atribuible a que las corridas fueron más redituables que los dramas y comedias de la época.

Fue en 1883 cuando el Teatro Hidalgo se encuentra por primera ocasión en “posibilidades de funcionamiento”. Sólo faltaba el forro y los telones para la escenografía del recinto; ese problema, fue resuelto con la contratación de Japhet Frank Renoult, quien cobra, para la época, una fortuna por la pintura y el diseño del telón.

Y hacia 1908, el gobernador Enrique O. de la Madrid pretendía concluir el Teatro Hidalgo con la construcción del frontispicio del edificio para “embellecer la ciudad”.

Con el tiempo, el Teatro Hidalgo que ha sido considerado inconcluso, hasta la última década, vio pasar también diversos aditamentos que le dieron un toque de hermosura y excelsitud. La teja inglesa que algún día lo cubrió, el telón finamente decorado de su escenario y la lámpara o araña alemana con que fue iluminado, fueron derruidas por el tiempo, algunas y por la avaricia, otras.

Este día, finalmente, el Teatro abre sus puertas tras un intenso periodo para recuperarlo y entregarlo a las familias colimenses.

Hoy, los años de historia, las corridas de toro, los espectáculos teatrales, el propio edificio tienen una nueva cita con la historia y con el tiempo. Hoy, los colimenses tendrán una nueva oportunidad de disfrutar de este centenario edificio.
Hoy culmina un esfuerzo que abarca ya tres siglos, que espera ver luz, buen teatro, excelsa música y mucha vida para las décadas venideras. Que así sea.

Ubicación:

Degollado e Independencia
Centro, C.P. 28000, Colima, Colima
Tel. (312) 312-1231

Intervenciones Naturales soportadas por el Teatro

  • Octubre de 1931: Sismo
  • Junio de 1932: Sismos
  • Julio de 1933: Sismo
  • Diciembre de 1933: Sismo
  • Abril de 1941: Sismo que causó graves daños y dejó inestable el edificio
  • Junio de 1973: Sismo
  • Septiembre de 1985: Sismo
  • Octubre de 1995: Sismo
  • Enero de 2003: Sismo y declaratoria de zona de desastre

Intervenciones para reparación del Teatro

  • Julio de 1933: Mejoras en interior y exterior
  • Febrero de 1942: Aportaciones de Ayuntamientos para reparación
  • Junio de 1951: Desplome de la cubierta del inmueble
  • Mayo de 1952: Robo de las láminas metálicas de la cubierta
  • Enero y Junio de 1961: Intención de refuerzo de muros; adaptación de mecánica teatral; reparaciones, acondicionamientos y modificaciones; colocación de cubierta; colocación de cielo raso; colocación de piso de granito; acondicionamiento de sanitarios y camerinos.
  • Noviembre de 1971: Remozamiento general, colocación de pintura e instalación de equipo de sonido y video.
  • Julio de 1973: Dictamen de inseguridad en el edificio. Cierre definitivo. Reparación de daños por el sismo y deterioro natural.
  • Noviembre de 1976: Urgencia de acciones de mantenimiento y conservación del edificio.
  • Enero de 2003: Sismo y declaratoria de zona de desastre
  • Junio de 1985: Reinicio de gestiones para continuar trabajos en el inmueble. Solicitud ante el INAH para acabado de las fachadas. Se hacen recomendaciones para continuar esos trabajos.
  • Noviembre de 1995: Levantamiento de acabados.
  • Marzo de 1996: Consideraciones para instalar cabina de iluminación, sonido y escena. Donación japonesa del equipo de iluminación y sonido.
  • 1997: Intervención del edificio con recursos del PAICE: reposición de butacas, sustitución de parrilla de madera de cubierta para la tramoya por una metálica, rehabilitación de galerías, camerinos y escenario; aire acondicionado, vestimenta teatral y computadora.
  • Julio de 2002: Levantamiento arquitectónico del estado del Teatro para elborar la ficha técnica del edificio.
  • Septiembre de 2002: se solicitan permisos y estudios para acciones de revitalización del Teatro. INAH responde con observaciones y recomendaciones.
  • Agosto de 2005: Inicio de obras para reparación del Teatro tras el sismo de 2003.
  • Agosto de 2005 a Septiembre de 2007: Gran proceso de obra para la culminación del Teatro. En él se consolida, reestructura y reconstruye el inmueble tras los daños relacionados con el sismo de 2003 y el paso del tiempo. Se realizaron acciones en muros, estructura, trabes y arco. Además, obras para la reparación y renovación de equipo; se atacaron los problemas de humedad así como el replanteamiento del diseño y reconstrucción de espacios funcionales y de servicios del edificio. Ésta ha sido la primera gran intervención en el Teatro, con la que, se dará por concluido el proceso de construcción, con recursos en su mayoría aportados por el Gobierno del Estado y del Fondo Nacional de Desastres Naturales.

* Con información del libro El Teatro Inconcluso de Roberto Huerta Sanmiguel y del INAH delegación Colima.
* Texto: Esaú Hernández.

7 Tesoros Culturales
  • 7TesorosPatrimonio
  • Escultura de Colima
  • Catalogo de Escultura Pública en el Estado de Colima
  • Publicaciones
  • Publicaciones
  • Buzón Electrónico
  • Buzón Electrónico