La fertilidad será el tema del libro de artista de Estíbaliz Valdivia

Estíbaliz Valdivia es una joven dibujante, pintora y grabadora colimense, y el más claro ejemplo de que cuando a un artista se le mete algo en la cabeza, éste le tiene que dar continuidad hasta plasmarlo en un proyecto. Hay quienes mientras duermen crean y al despertar un bloc de notas y un bolígrafo los esperan para registrar el comienzo de lo que será una gran obra de arte, otros se inspiran mientras escuchan música y a unos más se les viene la chispa divina como un torrente de ideas que esperaban el momento menos esperado para emerger.

Pero para Estíbaliz, una película intensa como “Drácula” de Francis Ford Coppola, basada en la famosa novela de Bram Stoker, fue definitiva para crear lo que será su próximo libro de grabado. Al ver esta cinta clásica de la cinematografía, la artista descubrió un interés especial en el diseño de vestuario de los personajes, creado por Eiko Ishioka, el cual evoca a la etapa dorada del pintor simbolista austriaco Gustave Klimt, trajes barrocos con un estilo posmoderno que acentúan las actuaciones y el diseño de arte en la historia.

Y es así, con estos diseños, como Estíbaliz creó en 8 placas litográficas sobre una matriz de aluminio wipe on, el material de su libro de artista “Mulier Ovum”, una secuencia de mujeres en diálogo con la fertilidad, en la que el color plata cobra un significado especial.

Tanto Estíbaliz como Adriana Merino, ilustradora que se desempeña como docente de diseño gráfico en la Universidad de Colima, fueron las dos representantes del Estado de Colima para realizar una residencia artística de siete días en el taller del antiguo Colegio Jesuita, en Pátzcuaro, Michoacán. Del 7 al 16 de abril de 2014, las grabadoras se aventuraron en la entidad vecina, invitadas con todos los gastos pagados por la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima, para producir obra y compartir experiencias con otros creadores de Querétaro, Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Nayarit, Guanajuato y Michoacán.

El proyecto de residencia tuvo por nombre “20 Mujeres de Centro Occidente / historias impresas en libros de artista” y fue apoyado por el Conaculta. En él, dos grabadoras de cada Estado trabajaron de forma individual y con temáticas personales, su propio libro. Las publicaciones estarán listas en los próximos días y es probable que se realice una exposición colectiva itinerante en las entidades participantes.

Estíbaliz Valdivia piensa que es necesario el apoyo de instituciones como la Secretaría de Cultura de Colima, para ofrecer residencias artísticas que permitan a los talentos locales adquirir nuevos conocimientos, pues considera que sin estos incentivos, para un artista sería casi imposible poder intercambiar experiencias en otros lugares y conocer nuevas alternativas que enriquezcan la visión de su quehacer.

“Ojalá que se sigan abriendo más oportunidades como ésta en el campo de las artes visuales, sobre todo para dar oportunidad a los jóvenes recién egresados, lo que les permitirá ampliar sus horizontes”, expresó.

-¿Cuánto tiempo tienes haciendo grabado y qué te dejó esta experiencia y el hecho de compartir con otros artistas tu trabajo?

“Desde que estaba en la Licenciatura (IUBA) tomé clases de grabado, pero con la especialización en pintura y desde que salí he estado intentando hacer un poco de las dos, porque el grabado siempre me ha llamado. Y esta experiencia me deja el aprendizaje nuevo de la litografía que yo desconocía, porque aquí en Colima es muy complicado trabajarla, aunque se trabaja sobre piedra, allá en Pátzcuaro se trabajó sobre aluminio para hacerlo más rápido y además los materiales eran más fáciles de obtener.

Lo que me queda es eso, el conocimiento nuevo de la técnica, siempre se aprende bastante, sobre todo de los impresores que están allá, quienes siempre están a disposición para orientar”.

El proyecto “20 Mujeres de Centro de Occidente / historias impresas en libros de artista” tuvo como objetivo rescatar la igualdad de género, dadas las dificultades ideológicas y materiales que siempre han limitado el desarrollo libre y activo de la mujer en los movimientos artísticos.

Estíbaliz Valdivia egresó hace dos años de la Licenciatura en Artes Visuales del Instituto Universitario de Bellas Artes, ha expuesto en el Museo “Fernando del Paso”, de la Universidad de Colima, en el Museo “Jorge Chávez Carrillo” de la Secretaría de Cultura, en el Taller-Galería Azul y participó en la exposición itinerante en homenaje al centenario luctuoso del grabador José Guadalupe Posada, iniciativa del Centro de las Artes de Guanajuato y el Centro de Artes Gráficas La Parota, en Colima. En este último lugar ha aprendido  diversas técnicas del grabado a lado de artistas reconocidos a nivel nacional.

En el 2012 fue becaria de la Secretaría de Cultura de Colima en la convocatoria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes, en la categoría de Jóvenes Creadores con el proyecto “Alas de vidrio, la muerte no es silenciosa”.

 

Deja tu comentario

Sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES