Ciencia y Tecnología

El Museo de Arte Ciencia y Tecnología del estado de Colima lleva por nombre “Xoloitzcuintle”

“El vocablo xoloitzcuintle, xoloescuintle, proviene del náhuatl Xólotl e itzcuintli, que significa “perro”.
El término Xólotl conlleva varios significados, pero todos relacionados a la misma raíz etimológica. Xólotl en sí es el dios azteca de la vida y la muerte, que comúnmente era asociado con figuras monstruosas, también significando el término “monstruo”.

El Xoloitzcuintle es una raza canina prácticamente sin pelo originaria de México. Se le conoce por su endemismo en este país y su estrecha relación con la cultura azteca. Este perro, es una raza muy antigua, originándose, según algunos cálculos, hace más de tres mil años.

En la Mitología azteca, se creía que los xoloitzcuintles acompañaban a las almas de los difuntos cuando viajaban al Mictlán, el inframundo, por lo que eran sacrificados y enterrados junto con los muertos a los que debía guiar. Hay leyendas que hablan de que Xólotl le dio el xoloitzcuintle como regalo al Hombre, habiéndolo fabricado de una astilla del Hueso de la Vida, el hueso del que toda vida fue creada. Debido a esto era considerado sagrado por los aztecas, manifestándose esta adoración en muchas representaciones esculturales y pictográficas.

En el estado de Colima se ha encontrado un número considerable de tumbas que, en la mayoría de los casos, contenían estatuas de barro moldeadas a mano con perros.

También fueron encontrados esqueletos caninos en tumbas humanas, porque existía la creencia de que los perros ayudaban a las almas de sus amos a superar los obstáculos del mundo de los muertos. También era utilizado como alimento sagrado en los ritos ceremoniales de las muertes humanas.

Algunas culturas precolombinas adoptaron este perro, otras prefirieron consumir su carne como platillo. Durante la época de la llegada de los españoles en la Meseta Central de México los pueblos eran “canófagos”, la carne de perro era considerada como un verdadero manjar.

Por extraño que parezca, el Xoloitzcuintle desempeñó un papel medicinal debido a su alta temperatura al tacto y su ausencia de pelo; por esta última característica, se empleaba para aliviar reumatismo y dolor abdominal.

Su popularidad hoy, no es muy alta comúnmente porque su falta de pelaje es algo chocante para algunas personas.

En el estado de Colima, se han encontrado figuras en barro de perros xoloitzcuintle como si estuvieran bailando y su interpretación es que un perro viejo esta transmitiendo sus conocimientos a un perro joven.

Por lo que para nosotros el museo de ciencia xoloitzcuintle, representa un espacio en el cual se transmitirá conocimiento científico y tecnológico a todos los que lo visiten.

El Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Colima, CECYTCOL, fue creado por decreto el 25 de febrero de 1999, con el objetivo, entre otras cosas, de impulsar y fomentar el desarrollo científico y tecnológico en el Estado, buscando alcanzar mejores niveles de vida y perspectivas constantes de superación, en lo social y económico, tomando en cuenta los objetivos políticos y estratégicos previstos en los programas nacionales y estatales.

Durante estos años, el CECYTCOL ha impulsado una serie de acciones y programas con los que se trabaja también en la formación de una cultura científica y tecnológica en nuestros niños y jóvenes.

Especialmente se ha trabajado en la generación de una cultura ambiental, con el fin de fomentar valores para la conservación de la naturaleza, mejorar e entorno ecológico local y generar sentido de pertenencia sobre la biodiversidad que nos rodea.

En la actualidad, la Dirección General ofrece diversos servicios a la ciudadanía. Sobre todo, aquellos encaminados a la divulgación de la ciencia y experimentos básicos para niños y jóvenes.

Si deseas conocer mayor información del Consejo puedes consultar: http://www.fomixcol.col.gob.mx/

SUSCRIBIRME AL BOLETÍN

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES